Qué es el cannabis y por qué me interesa tanto?

La ley de tasación de marijuana de 1937, se considera el origen para la prohibición del cáñamo y del cannabis a nivel global. Actualmente, casi 80 años después, los efectos benéficos del cannabis se están redescubriendo y las investigaciones científicas avalan dichos efectos. Ésto contribuye a la legalización del cannabis en, cada vez, más lugares del mundo.

Sin embargo su uso recreativo se sigue considerando un delito en muchos países . Las leyes modernas establecen una distinción entre cannabis medicinal y cannabis recreativo.

Definición y composición

La planta de cannabis popularmente conocida como marijuana, es una especie vegetal que se utilizó durante miles de años en distintas culturas alrededor del mundo, como alimento, materia prima y medicamento por sus múltiples propiedades terapéuticas.

Muchas de las variedades de cannabis poseen propiedades psicoactivas como la marijuana que contiene THC a diferencia del cáñamo cuyo contenido, de mencionado cannabinoide, es bajo. A causa de sus propiedades psicoactivas, el cultivo de cannabis ha sido prohibido o regulado en muchos países. 

 La planta de cannabis está compuesta por principios activos llamados cannabinoides que por estar dentro de la planta, se los denomina fitocannabinoides. Los más comunes y de los cuales se tiene mayor información son THC, CBD, CBG y CBN entre otros.

El cuerpo humano posee en la superficie de muchos tipos de células, sitios específicos donde se acoplan estos principios activos de la planta. Los receptores de estos cannabinoides son denominados CB1 y CB2 y se encuentran distribuidos en todo el cuerpo, el cual produce moléculas similares a la de la planta de cannabis, llamados endocannabinoides.  

Los cannabinoides poseen propiedades medicinales, lo que permite que muchas dolencias y patologías puedan ser tratadas con cannabis tales como cáncer, epilepsia, glaucoma, esclerosis múltiple, fibromialgia, dolor crónico, etc.

Existen diversas variedades de cannabis que poseen distintos patrones de crecimiento, efectos y composición de cannabinoides. Estas variedades, a lo largo del tiempo, fueron utilizadas, combinadas y mejoradas para distintos usos. Los grupos principales son:

  • Sativa: de climas tropicales con poca variación lumínica y su efecto es cerebral.
  • Indica: de climas templados con mucha variación lumínica y su efecto es corporal y relajante.
  • Rudelaris: no depende de la cantidad de horas luz para florecer. Posee baja concentración de CBD y THC.

Variedades que me resultan tan interesantes

Cannabis Sativa y cannabis Indica son dos términos que se utilizan para agrupar una serie de características y clasificar una variedad determinada en el espectro del cannabis en el que se pueden distinguir diversos patrones de crecimiento, sabores y efectos diferentes.

Las Indicas poseen principalmente un efecto físico mientras que los efectos de las Sativas son cerebrales. Ésto se debe a la combinación de sustancias activas (cannabinoides) en el cannabis que poseen efectos en el cuerpo humano. El tetrahidrocannabinol (THC), el cannabidiol (CBD) y el cannabinol (CBN) son las más conocidas.

El THC es la principal sustancia psicoactiva del cannabis. El CBD es responsable del efecto calmante y equilibra los efectos del THC. El CBN posee cierta psicoactividad y un efecto sedante.

Las Indicas suelen contener más CBD por lo que son más populares para relajar y estimular el sueño. Medicinalmente son eficaces en el tratamiento de espasmos musculares por esclerosis múltiple y enfermedad de Parkinson. Funcionan bien contra el dolor crónico, rigidez e inflamación artrítica y reumática, insomnio y ansiedad.

Las Sativas poseen mayor contenido de THC, lo que contribuye a un efecto de subida más energético tanto a nivel mental como físico. Estas variedades son eficaces en el tratamiento de las náuseas (a causa de quimioterapia o de medicamentos contra el VIH/sida), problemas de apetito, migraña, depresión, dolor crónico y otros síntomas similares.

Actualmente existen diversas variedades híbridas de cannabis que combinan los efectos de Indicas y Sativas, esto representa una ventaja tanto para pacientes como para consumidores recreativos. 

El cannabis puede ser utilizado con ambos fines, la diferencia entre variedades de cannabis medicinal y las de cannabis recreativo, depende de las necesidades del consumidor.

La interacción de los cannabinoides con el cuerpo humano

El sistema endocannabinoide (presente en todos los mamíferos) posee receptores (CB1 y CB2) que reaccionan ante ambas sustancias. Este sistema influye en el metabolismo y el equilibrio, el dolor y la memoria emocional y el apetito por lo que el cannabis funciona de una manera muy natural, interactuando con el propio sistema del cuerpo. Esto hace que sea una sustancia recreativa agradable además de aliviar o curar varias enfermedades.

Los cannabinoides estimulan la homeostasis, por lo que, el cannabis puede contribuir al equilibrio físico. Enfermo o no, las personas funcionan mejor cuando están equilibradas.

Formas de administración del cannabis

El cannabis puede ser administrado de diversas maneras. Desde que está legalizado medicinalmente existe una mayor atención a las diferentes variables en que las sustancias activas pueden ingresar al cuerpo.

Vaporización, incorporación a  bebidas o alimentos, son métodos que se utilizan tanto con fines recreativos como medicinales. El efecto y finalidad deseados, también determinan la elección.

El aceite de cannabis es el único método cuya finalidad es meramente medicinal.

Conclusiónes a las que he llegado:

El cannabis ya se utilizaba hace miles de años, incluso antes de Cristo y actualmente está haciendo una reaparición en escena por sus múltiples propiedades terapéuticas.

Al mismo tiempo es la droga recreativa más utilizada en todo el mundo. Según un informe de la Oficina de la Naciones Unidas contra la droga y el delito (ONUDD) DEL 2012, es más popular que la heroína, cocaína, anfetaminas, éxtasis o MDMA entre otras sustancias ilegales mucho más nocivas o con mayores efectos adictivos que el cannabis.

Tanto si consumes cannabis para relajar, socializar, aliviar el dolor o curar alguna enfermedad, poder dormir o reducir el estrés, todo contribuye a  preservar el equilibrio físico que en definitiva, contribuye a mejorar la salud. 

Publicado por Ana Perez

Soy escritora freelancer de Argentina, nacida en 1979. Llevo años investigando y estudiando sobre los efectos y las cualidades que ofrece la planta del cannabis y sus beneficios para la salud.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: