Es posible controlar el dolor con cannabidiol (CBD)?

El sistema endocannabinoide  presente en los mamíferos,  está compuesto por receptores  endógenos (CB1 y CB2) distribuidos en el cerebro, médula espinal y sistema inmunitario. Este sistema regula funciones corporales como el sueño, la respuesta inmunológica y el dolor.

Un cannabinoide  es un compuesto que interactúa con los receptores para mantener todas las funciones orgánicas vitales.  

El CBD (cannabidiol) presente en la planta de cáñamo, es un compuesto asociado con la regulación del dolor y la inflamación. Este cannabinoide posee efectos terapéuticos  y carece de efectos tóxicos y adictivos asociados con otros componentes del cannabis como el THC (tetrahidrocannabinol). Debido a esto, es legal, vendido y utilizado en muchos países del mundo.Este cannabinoide es capaz de aliviar dolencias y síntomas de numerosas enfermedades incluyendo el dolor crónico.

¿Qué es el dolor crónico?

El dolor es una experiencia sensorial o emocional desagradable asociada a un daño real o potencial en un tejido y tiene gran influencia en la calidad de vida de un individuo. Su intensidad depende del umbral de dolor de cada paciente y se clasifica según su duración en el tiempo en agudo o crónico.

El dolor agudo posee una función natural de alerta y protección la cual permite saber que existe un problema o lesión que debe ser atendida.

El dolor crónico es intenso, continuo en una parte específica del cuerpo y limita los movimientos de una persona durante prolongados períodos de tiempo. Se caracteriza por tener una duración superior a 3-6 meses. Éstos se manifiestan, por ejemplo, en dolores de cabeza, de espalda o cervicales y se originan por la sensibilización del sistema nervioso ya sea por una lesión, trastornos crónicos (cáncer, artritis, diabetes) y factores psicológicos, los cuales desempeñan un rol importante e infieren en la perpetuación del dolor crónico.

Y qué beneficios para tratar el dolor crónico tiene el CBD?

A diferencia del THC (tetrahidrocannabinol), el CBD (cannabidiol) no es psicoactivo por lo que no se ven afectadas tareas cotidianas con el uso de este cannabinoide.

Posee beneficios terapéuticos y puede contribuir al tratamiento de enfermedades dolorosas como migrañas, artritis, esclerosis múltiple, inflamación de los nervios y dolor crónico.

-El CBD posee propiedades analgésicas debido a la incidencia de éste sobre los receptores CB1 y CB2 a nivel del sistema nervioso central y periférico. Un estímulo de dolor llega a través de las vías nerviosas a la médula espinal y transmitido hacia zonas del cerebro relacionadas con el procesamiento del dolor. La activación de éstos receptores cannabinoides inhiben la transmisión de señales dolorosas.  Por su parte los receptores CB2 reducen los procesos inflamatorios en el lugar de la lesión. Ésta es una de las principales propiedades terapéuticas del CBD sin efectos secundarios adversos. La inflamación de los músculos puede causar dolor y con el tiempo, mayores daños en los tejidos e incluso, dolores crónicos. El uso de analgésicos recetados a base de compuestos químicos puede causar efectos adversos en el hígado, riñón y estómago.

La inflamación es el sistema inmune de nuestro cuerpo intentando protegerlo de células peligrosas.

Si bien el CBD tiene un potencial fantástico como antiinflamatorio, podría llegar a disminuir la eficacia de nuestro sistema inmunológico por lo que se debe tener en cuenta la dosis ideal de cannabidiol. Lo recomendable es comenzar de a poco y aumentar la ingesta hasta lograr un equilibrio y resultados óptimos.

-Las personas sometidas a un constante estado de dolor se deprimen fácilmente. Esto podría conducir al aislamiento y sentimientos de soledad al no ser capaces de participar en actividades cotidianas. El CBD ayuda a aliviar estos estados y devolver la actividad a los pacientes. La depresión es producto de un trastorno predispuesto o el resultado de un trauma o vivencia de algún evento desafortunado. Los síntomas incluyen pérdida de placer e interés, tristeza, cambios de apetito, falta de energía, problemas para dormir, sentimiento de inutilidad, baja autoestima, dificultad para tomar decisiones, concentrarse o pensar.

Los científicos coinciden en que la depresión es causada por la reducción de dopamina y serotonina en nuestro cerebro. La evidencia de algunos estudios clínicos muestran que el CBD puede estimular el crecimiento del hipocampo, desencadenando la creación de nuevas neuronas (neurogénesis). Ésta afección podría ser un método para reducir síntomas de depresión y ansiedad.

-El dolor constante y la falta de sueño provocan irritabilidad, mareos, incapacidad para comunicarse, paranoia y depresión. Éstos son síntomas de ansiedad y causan estragos en una persona, tanto en su aspecto físico como en su bienestar emocional. El CBD ayuda a calmar el sistema nervioso, reducir y aliviar sentimientos de ansiedad, incluso la que se genera en trastornos del estrés postraumático (TEPT), ya que ayuda a impulsar la señalización a través de receptores de serotonina y fomenta la neurogénesis del hipocampo, generando un estado de ánimo positivo y un efecto ansiolítico y relajante.

-Los efectos del CBD sobre el sistema endocannabinoide, son los responsables de producir el efecto calmante y relajante que se asocia con el cannabidiol. Ejercitar los músculos es una de las maneras más eficaces de aliviar dolores crónicos pero a veces, el dolor es tal que impide los movimientos. 

El sistema endocannabinoide es una red innata de receptores cannabinoides que se producen naturalmente en el cuerpo y está presente en prácticamente todos los sistemas fisiológicos (lo que explicaría el amplio potencial médico del cannabidiol), en conjunto desempeñan un papel importante en la comunicación entre grupos musculares y las neuronas que lo controlan. Una vez suministradas dosis de CBD, los músculos se relajan generando fluidez en sus movimientos.

-Dolor, ansiedad, depresión son trastornos que generan estrés y dificultad para conciliar el sueño en cualquier individuo, tarea tan necesaria para el buen funcionamiento del cuerpo humano. El CBD es un relajante con efectos terapéuticos para el insomnio que podría inducir a un sueño profundo y al descanso que el cuerpo necesita para reparar y reemplazar células dañadas acelerando los procesos de curación. Así el CBD actúa junto a los receptores, proteínas y otros componentes químicos en el cerebro para reducir la ansiedad y establecer un ciclo de sueño profundo.

¿Cómo usar CBD para aliviar el dolor?

Una de las formas más prácticas de consumir CBD para controlar el dolor es el aceite de CBD proveniente del cáñamo, rico en cannabidiol  y con niveles insignificantes de THC.

Es útil a la hora de tratar el dolor crónico ya que se adhiere a ciertos receptores en el cuerpo, reduciendo el dolor en un área concreta.

Posee propiedades analgésicas y antiinflamatorias, ayuda a llevar el estrés y la ansiedad por lo que es beneficioso para afrontar la depresión y altibajos de humor.

El CBD está disponible en potencias variables de manera que los consumidores puedan dosificarlo según sus beneficios y preferencias. Lo recomendable es comenzar con pequeñas dosis e ir aumentando hasta alcanzar el efecto deseado.

Además del consumo oral de CBD en forma de aceite para aliviar el dolor, existen, cápsulas, comestibles, cremas tópicas y vaporizadores.

Dosificación del aceite de CBD

La cantidad recomendada para el alivio del dolor crónico, varía dependiendo de la edad, peso y altura de cada individuo.

En el 2017 la Academia Nacional de Ciencias Públicas, publicó una revisión sistemática de los efectos terapéuticos del cannabis y cannabinoides. El informe abarca la efectividad del CBD en relación al cáncer, dolor crónico, epilepsia, ansiedad entre otros trastornos y destaca: En adultos con espasticidad causada por esclerosis múltiple, el consumo oral de cannabinoides mejora los síntomas a corto plazo. 

También añade: Los adultos con dolor crónico tratados con cannabinoides, tienen más probabilidades de experimentar una reducción significativa de los síntomas dolorosos. 

Mis conclusiones 

  1. Es necesario que la ciencia corrobore los alegatos formulados por los consumidores de modo que se pueda aplicar el tratamiento de manera constructiva y definir, en el largo plazo sus indicaciones y contraindicaciones.
  2. El Cannabidiol posee un rol analgésico eficaz y seguro que proporciona una opción terapéutica en el tratamiento del dolor crónico. 
  3. El CBD puede ser utilizado como suplemento para la salud sin efectos secundarios.
  4. Un mejor conocimiento de los cannabinoides, es un prometedor enfoque en el desarrollo futuro de fármacos más seguros y efectivos.

Espero que les haya gustado leer mis notas y quizás puedan haber aprendido algo nuevo. Me alegraria muchisimo poder verlos en mi Twitter y/o Linkedin, que son las redes sociales que más uso últimamente. 

Publicado por Ana Perez

Soy escritora freelancer de Argentina, nacida en 1979. Llevo años investigando y estudiando sobre los efectos y las cualidades que ofrece la planta del cannabis y sus beneficios para la salud.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: